miércoles, 20 de mayo de 2015

Sobre la obra

Un hombre va en busca de una herencia a la patria de sus padres, Croacia,  en las postrimerías de la Guerra de Independencia, hace 20 años.
En Konavle, se encontrará con su principal contendiente: el que ha vivido siempre allí. Llevará consigo un protagonista  que  en una locura casi quijotesca será su otro válido, su cómplice que lo hará un fragmento de literatura entre viñedos y muros medievales.
Apuntes y expedientes  reflejarán el acoso y el deseo del crimen.
 Un crimen  aún por develar, pues ocurrió en un instante en que no había testigos.
Cuando llegó, nadie ignoraba que venía allende 
 ese mar que le había arrancado la mitad de sus pobladores.

¿El crimen del mar? ¡Qué ironía!

El era un fragmento más de la prueba de ese crimen.